Oración de ofrecimiento del día (oficial)

Padre bueno, sé que estás conmigo. Aquí estoy en este nuevo día. Pon una vez más mi corazón junto al Corazón de tu Hijo Jesús, que se entrega por mí y que viene a mí en la Eucaristía. Que tu Espíritu Santo me haga su amigo y su apóstol, disponible a su misión de compasión.

Pongo en tus manos mis alegrías y esperanzas, mis trabajos y sufrimientos, todo lo que soy y tengo, en comunión con mis hermanos y hermanas de esta red mundial de oración. Con María, te ofrezco mi jornada por la misión de la Iglesia y por las intenciones de oración del Papa y de mi Obispo para este mes.

Amén.

Oración de ofrecimiento

Dios, Padre nuestro, yo te ofrezco toda mi jornada, mis oraciones, pensamientos, afectos y deseos, palabras, obras, alegrías y sufrimientos, en unión con el Corazón de tu Hijo Jesucristo que sigue ofreciéndose a Ti en la Eucaristía para la salvación del mundo.

Que el Espíritu Santo, que guió a Jesús, sea mi guía y mi fuerza en este día para que pueda ser testigo de tu amor.

Con María, la madre del Señor y de la Iglesia, pido especialmente por las intenciones del Papa y de nuestros obispos para este mes.

Oración para la Recreación del Apostolado de la Oración

Padre, Señor del cielo y de la tierra, hace 175 años encendiste un fuego que se difundió por el mundo.

Hombres y mujeres tenían sed de anunciar a todos la Buena Nueva de tu amor y tu bondad.

Tú hiciste de ellos Apóstoles de la Oración, al servicio de la misión de tu Iglesia en el corazón del mundo.

Hoy la Red Mundial de Oración del Papa unida profundamente al Corazón de tu Hijo amado, desea responder a la sed espiritual de los hombres y mujeres de hoy.

Toma, Señor, y recibe nuestras vidas, haznos dóciles a tu Espíritu para que la misión que nos confiaste pueda ser hoy como ayer una red mundial de oración en el corazón de la humanidad.