Encontrarán aquí un comentario de las intenciones de oración del Papa para 2020 por el director internacionalhttps://www.popesprayer.va/wp-content/uploads/2019/02/INTENCIONES-DE-ORACION-DEL-SANTO-PADRE-2020-ESP.pdf

Desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia para 2020 – Intenciones de oración del Santo Padre.

Estas intenciones de oración son fruto de un largo proceso de discernimiento en la Iglesia, en diversos países del mundo, y con propuestas provenientes de varios dicasterios, congregaciones y servicios de la Santa Sede. Al final de este proceso de varios meses, el Papa, con las propuestas recibidas toma un tiempo para orar y discernir los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia. Confía entonces sus 12 intenciones de oración a todos los fieles. Son orientaciones para nuestra vida y misión.

En los desafíos para el mundo, que el Santo Padre presentó a principios de enero, a los miembros del Cuerpo Diplomático, encontramos un eco a estas intenciones de oración. En este discurso llama a “ser puentes entre los pueblos y constructores de la paz”, recuerda los riesgos de las tendencias nacionalistas, cita varios países en conflicto y habla sobre la carrera de armamentos y las armas de destrucción de masa. También es su primera intención de oración para 2020, un horizonte abierto para todo este año que invita a promover la paz y la justicia en el mundo. En un mundo dividido y fragmentado es bueno que los cristianos, junto a quienes siguen otras tradiciones religiosas, y con toda persona de buena voluntad, promuevan una fraternidad humana por la paz y la convivencia común.

Otro desafío de la humanidad que recordó al Cuerpo Diplomático es el contexto de los refugiados y migrantes en el mundo, y la importancia, aun con sus límites, del reciente acuerdo “Global Compact for Mission”, en el cual se habla de la trata humana y otras violencias. Francisco ha pedido muchas veces rezar y luchar contra la trata. Últimamente, en su Ángelus del 20 de enero, rezó por las victimas de traficantes de personas, y también, por los responsables, dejando que el silencio ponga énfasis en ello. Es un drama que lleva en su corazón y oración desde hace tiempo. Durante el vuelo de regreso de Irlanda, en julio 2018, habló de la trata de personas con todo su horror, organizada por traficantes sin escrúpulos. Justo después, en un encuentro, me pidió que su Red Mundial de Oración orara por los hombres, mujeres y niños, que viven estas situaciones de esclavitud. Es lo que hacemos este mes de febrero en sinergia con la sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, Talitha Kum, y otras organizaciones. El año próximo, una vez más, en una de sus intenciones de oración, nos invitará a escuchar el grito de los migrantes, el grito de todos aquellos que son víctimas del tráfico criminal, un grito que nos puede recordar el de Abel ensangrentado, en el Génesis, y que Dios escucha.

Para leer todo el artículo :

Download doc

——————————————————

Per leggere l’articolo in Italiano (Osservatore Romano):

Download doc