Venezuela, RMOP

Director Nacional - P. ALVARO LACASTA, S.J.

Address: Iglesia de San Francisco, Avenida Universidad, Caracas, Venezuela
Email: aporlacasta@hotmail.com
Web: http://apostolado.org.ve/

Facebook:

 

Comments Box SVG iconsUsed for the like, share, comment, and reaction icons

INTENCION UNIVERSAL. DICIEMBRE 2019

El futuro de los más jóvenes

“Para que todos los países decidan tomar las
medidas necesarias para hacer que el futuro de los
más jóvenes sea una prioridad, especialmente de
aquellos que están sufriendo”

Demasiado a menudo se habla de jóvenes sin dejarse interpelar por ellos. Cuando alguno quiere hacer una campaña o algo, ah, ¡alabanza a los jóvenes! ¿No
es así?, pero no permite que los jóvenes le interpelen. Alabar es una forma de contentar a la gente. Pero la gente no es tonta o estúpida. (…) También los mejores análisis sobre el mundo juvenil, incluso siendo útiles, no sustituyen la necesidad del encuentro cara a cara. Hablan de la juventud de hoy. Buscad por curiosidad en cuántos artículos, cuántas conferencias, se habla de la juventud de hoy. Quisiera deciros una cosa: ¡la juventud no existe! Existen los jóvenes, historias, rostros, miradas, ilusiones. Existen los jóvenes. Hablar de la juventud es fácil. Se hacen abstracciones, porcentajes... No. Tu rostro, tu corazón, ¿qué dice? Intervenir, sentir a los jóvenes. A veces, evidentemente, vosotros no sois, los jóvenes no son el premio Nobel de la prudencia. No. A veces hablan «con la bofetada». La vida es así, pero es necesario escucharlos.

(…) ¡A los jóvenes hay que tomárselos en serio! Pero parece que están rodeados de una cultura que, si por una parte idolatra la juventud tratando de no
dejarla pasar nunca, por la otra excluye muchos jóvenes de ser protagonistas.
Es la filosofía del maquillaje. Las personas crecen y tratan de maquillarse para parecer más jóvenes, pero a los jóvenes no les deja crecer. Eso es muy común.
¿Por qué? Porque no se dejan que sean interpelados. Es importante.
A menudo sois marginados por la vida pública ordinaria y os encontráis mendigando trabajos que no os garantizan un mañana. No sé si esto sucede en
todos vuestros países, pero en muchos... Si no me equivoco la tasa de desempleo juvenil aquí en Italia desde los 25 años hacia abajo es del 35%. En otro país
de Europa, fronterizo con Italia, 47%. En otro país de Europa cerca de Italia, más del 50%. ¿Qué hace un joven que no encuentra trabajo? Se enferma —la depresión—, cae en las dependencias, se suicida —hace pensar: las estadísticas de suicidio juvenil todas son maquilladas, todas—, hace el rebelde —pero es una forma de suicidarse— o toma un avión y va a una ciudad que no quiero nombrar y se enrola en el Isis o en uno de estos movimientos guerrilleros. Al menos tiene un sentido vivir y tendrá un sueldo mensual. ¡Y esto es un pecado social! La sociedad es responsable de esto.

Pero yo quisiera que seáis vosotros los que digáis las causas, los porqués, y no digáis: «Yo tampoco sé bien el por qué». ¿Cómo vivís vosotros este drama?
Nos ayudaría mucho. Demasiado a menudo sois dejados solos. Pero la verdad es también el hecho que vosotros sois constructores de cultura, con vuestro estilo y vuestra originalidad. Es un alejamiento relativo, porque vosotros sois capaces de construir una cultura que quizá no se ve, pero va adelante. Este es un espacio que nosotros queremos para escuchar vuestra cultura, la que vosotros estáis construyendo. En la Iglesia —estoy convencido— no debe ser así: cerrar
la puerta, no escuchar.
El Evangelio nos lo pide: su mensaje de proximidad invita a encontrarnos y confrontarnos, a acogernos y amarnos en serio, a caminar juntos y compartir sin miedo. Y esta reunión presinodal quiere ser signo de algo grande: la voluntad de la Iglesia de ponerse a la escucha de todos los jóvenes, ninguno excluido. Y esto no para hacer política. No para una artificial «jovenfilia», no, sino porque necesitamos entender mejor lo que Dios y la historia nos están pidiendo. Si faltáis vosotros, nos falta parte del acceso a Dios.
Papa Francisco

COMENTARIO PASTORAL

El futuro de los que ahora son jóvenes
no va a ser nada fácil. ¿Por qué? Vamos
a enumerar algunas razones: porque la
sociedad tecnológica, que avanza rápidamente, va a necesitar menos puestos de trabajo; porque el mundo en el que
van a vivir estará cada vez más amenazado por el descuido de la ecología, del clima, del agotamiento de los
recursos naturales; por la amenaza del
terrorismo, de los nacionalismos sordos, del rechazo del diálogo para entenderse; por el modelo económico
consumista, que divide a los hombres en muy ricos y en muy pobres; por el aumento del consumo de drogas de todas clases… Podríamos seguir. No es una sociedad fácil en la que van a tener que vivir. Cuando protestan – como ocurrió en el mayo francés de 1968, que se extendió por todo el Occidente – hay que escucharles, conocer a fondo sus razones, que sin duda tienen fundamento.

La forma de protestar puede ocultar
el fondo del asunto, pero no hay que
quedarse en lo externo, en los gritos,
en las manifestaciones a veces violentas. Se manifiestan descontentos del mundo que les ofrecen los que dirigen
las sociedades, los países, la economía,
la política.
Y tienen razón: ese no es un mundo en el que valga la pena vivir.
Por eso la intención del Papa para ese mes interpela sobre todo a los dirigentes: ¿qué mundo les están proponiendo a los jóvenes? Gastos inmensos en armamento, tráfico de personas,dificultades enormes para las migraciones, que quieren escapar de la pobreza y la amenaza de los dictadores, sustitución del trabajo humano por los robots, indiferencia ante el cambio climático. Los que dirigen las naciones son en su gran mayoría sordos, ciegos, indiferentes, ávidos de mantener el poder por encima de todo… Para ellos el futuro de los jóvenes no es una prioridad, ni siquiera un tema que les interese. Pedir a Dios que sacuda sus conciencias, que ablande sus corazones, que les dé sentido de humanidad, es una prioridad para nuestras súplicas este mes.

También en la Iglesia hay que escuchar más a los jóvenes: sus problemas, sus dolores, sus ilusiones, su sonrisa, su
vitalidad, sus propuestas. ¡Jesucristo, Señor y Dios, que tanto hiciste en tu vida pública por cambiar los corazones de los que te escuchaban y te veían obrar! Cambia ahora tantos corazones indiferentes a la maldad y que colaboran con ella. Envíales tu Espíritu para que el mundo futuro sea un poco mejor que el actual.
Te lo pedimos, Señor,
especialmente este mes final del año.

P. F. Javier Duplá sj
... See MoreSee Less

INTENCION UNIVERSAL. DICIEMBRE 2019

El futuro de los más jóvenes

“Para que todos los países decidan tomar las
medidas necesarias para hacer que el futuro de los
más jóvenes sea una prioridad, especialmente de
aquellos que están sufriendo”

Demasiado a menudo se habla de jóvenes sin dejarse interpelar por ellos. Cuando alguno quiere hacer una campaña o algo, ah, ¡alabanza a los jóvenes! ¿No
es así?, pero no permite que los jóvenes le interpelen. Alabar es una forma de contentar a la gente. Pero la gente no es tonta o estúpida. (…) También los mejores análisis sobre el mundo juvenil, incluso siendo útiles, no sustituyen la necesidad del encuentro cara a cara. Hablan de la juventud de hoy. Buscad por curiosidad en cuántos artículos, cuántas conferencias, se habla de la juventud de hoy. Quisiera deciros una cosa: ¡la juventud no existe! Existen los jóvenes, historias, rostros, miradas, ilusiones. Existen los jóvenes. Hablar de la juventud es fácil. Se hacen abstracciones, porcentajes... No. Tu rostro, tu corazón, ¿qué dice? Intervenir, sentir a los jóvenes. A veces, evidentemente, vosotros no sois, los jóvenes no son el premio Nobel de la prudencia. No. A veces hablan «con la bofetada». La vida es así, pero es necesario escucharlos.

(…) ¡A los jóvenes hay que tomárselos en serio! Pero parece que están rodeados de una cultura que, si por una parte idolatra la juventud tratando de no
dejarla pasar nunca, por la otra excluye muchos jóvenes de ser protagonistas.
Es la filosofía del maquillaje. Las personas crecen y tratan de maquillarse para parecer más jóvenes, pero a los jóvenes no les deja crecer. Eso es muy común.
¿Por qué? Porque no se dejan que sean interpelados. Es importante.
A menudo sois marginados por la vida pública ordinaria y os encontráis mendigando trabajos que no os garantizan un mañana. No sé si esto sucede en
todos vuestros países, pero en muchos... Si no me equivoco la tasa de desempleo juvenil aquí en Italia desde los 25 años hacia abajo es del 35%. En otro país
de Europa, fronterizo con Italia, 47%. En otro país de Europa cerca de Italia, más del 50%. ¿Qué hace un joven que no encuentra trabajo? Se enferma —la depresión—, cae en las dependencias, se suicida —hace pensar: las estadísticas de suicidio juvenil todas son maquilladas, todas—, hace el rebelde —pero es una forma de suicidarse— o toma un avión y va a una ciudad que no quiero nombrar y se enrola en el Isis o en uno de estos movimientos guerrilleros. Al menos tiene un sentido vivir y tendrá un sueldo mensual. ¡Y esto es un pecado social! La sociedad es responsable de esto.

Pero yo quisiera que seáis vosotros los que digáis las causas, los porqués, y no digáis: «Yo tampoco sé bien el por qué». ¿Cómo vivís vosotros este drama?
Nos ayudaría mucho. Demasiado a menudo sois dejados solos. Pero la verdad es también el hecho que vosotros sois constructores de cultura, con vuestro estilo y vuestra originalidad. Es un alejamiento relativo, porque vosotros sois capaces de construir una cultura que quizá no se ve, pero va adelante. Este es un espacio que nosotros queremos para escuchar vuestra cultura, la que vosotros estáis construyendo. En la Iglesia —estoy convencido— no debe ser así: cerrar
la puerta, no escuchar.
 El Evangelio nos lo pide: su mensaje de proximidad invita a encontrarnos y confrontarnos, a acogernos y amarnos en serio, a caminar juntos y compartir sin miedo. Y esta reunión presinodal quiere ser signo de algo grande: la voluntad de la Iglesia de ponerse a la escucha de todos los jóvenes, ninguno excluido. Y esto no para hacer política. No para una artificial «jovenfilia», no, sino porque necesitamos entender mejor lo que Dios y la historia nos están pidiendo. Si faltáis vosotros, nos falta parte del acceso a Dios.
Papa Francisco

COMENTARIO PASTORAL

El futuro de los que ahora son jóvenes
no va a ser nada fácil. ¿Por qué? Vamos
a enumerar algunas razones: porque la
sociedad tecnológica, que avanza rápidamente, va a necesitar menos puestos de trabajo; porque el mundo en el que
van a vivir estará cada vez más amenazado por el descuido de la ecología, del clima, del agotamiento de los
recursos naturales; por la amenaza del
terrorismo, de los nacionalismos sordos, del rechazo del diálogo para entenderse; por el modelo económico
consumista, que divide a los hombres en muy ricos y en muy pobres; por el aumento del consumo de drogas de todas clases… Podríamos seguir. No es una sociedad fácil en la que van a tener que vivir. Cuando protestan – como ocurrió en el mayo francés de 1968, que se extendió por todo el Occidente – hay que escucharles, conocer a fondo sus razones, que sin duda tienen fundamento.

La forma de protestar puede ocultar
el fondo del asunto, pero no hay que
quedarse en lo externo, en los gritos,
en las manifestaciones a veces violentas. Se manifiestan descontentos del mundo que les ofrecen los que dirigen
las sociedades, los países, la economía,
la política.
 Y tienen razón: ese no es un mundo en el que valga la pena vivir.
Por eso la intención del Papa para ese mes interpela sobre todo a los dirigentes: ¿qué mundo les están proponiendo a los jóvenes? Gastos inmensos en armamento, tráfico de personas,dificultades enormes para las migraciones, que quieren escapar de la pobreza y la amenaza de los dictadores, sustitución del trabajo humano por los robots, indiferencia ante el cambio climático. Los que dirigen las naciones son en su gran mayoría sordos, ciegos, indiferentes, ávidos de mantener el poder por encima de todo… Para ellos el futuro de los jóvenes no es una prioridad, ni siquiera un tema que les interese. Pedir a Dios que sacuda sus conciencias, que ablande sus corazones, que les dé sentido de humanidad, es una prioridad para nuestras súplicas este mes.

También en la Iglesia hay que escuchar más a los jóvenes: sus problemas, sus dolores, sus ilusiones, su sonrisa, su
vitalidad, sus propuestas. ¡Jesucristo, Señor y Dios, que tanto hiciste en tu vida pública por cambiar los corazones de los que te escuchaban y te veían obrar! Cambia ahora tantos corazones indiferentes a la maldad y que colaboran con ella. Envíales tu Espíritu para que el mundo futuro sea un poco mejor que el actual. 
Te lo pedimos, Señor,
especialmente este mes final del año.

P. F. Javier Duplá sj

RETIRO REALIZADO EL SÁBADO 30 NOVIEMBRE 2019.
DE LA RED MUNDIAL DE ORACIÓN DEL PAPA. RESIDENCIA DE JESUITAS IGLESIA DE SAN FRANCISCO CARACAS.
... See MoreSee Less

RETIRO REALIZADO EL SÁBADO 30 NOVIEMBRE 2019.
DE LA RED MUNDIAL DE ORACIÓN DEL PAPA. RESIDENCIA DE JESUITAS IGLESIA DE SAN FRANCISCO CARACAS.Image attachmentImage attachment

Comment on Facebook

De seguro grata experiencia.

"PRÓXIMO RETIRO DE LA RED MUNDIAL DE ORACION DEL PAPA"

PRIMERA REFLEXIÓN: LA HOSPITALIDAD

En todos los ámbitos de la vida humana
ENCARNACIÓN

10:00 a.m. RECESO – COMPARTIR
********
SEGUNDA REFLEXIÓN
10:30 a.m. EL RESCATE DEL OTRO:
Base de la Hospitalidad
NACIMIENTO
********
LO MÁS IMPORTANTE EN LA VIDA
NO ES LO QUE TENEMOS SINO A QUIEN TENEMOS

12:00 m. CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA

P. Álvaro Lacasta s.j.

SÁBADO 30 DE NOVIEMBRE DE 2019
HORA: - 8:30 a 12:00 m.
Estricta puntualidad.

LUGAR: Residencia de Jesuitas, Esq. de Pajaritos. Iglesia de San Francisco.

INVITACIÓN: A todos los Socios de la Red Mundial de Oración del Papa - Apostolado de la Oración, y a las personas interesadas en el retiro.

Colaboración: Para el mantenimiento del salón donde se da el Retiro. Traer cuaderno y bolígrafo.

Inscripciones: En la Oficina del Apostolado de La Oración
(Res. de Jesuitas) De Lunes a Viernes: 9:00 a 11:30 a.m.

"Favor inscribirse los que estén seguros que asistirán al Retiro".
CUPO LIMITADO

FAVOR INFORMAR LOS QUE SE INSCRIBAN QUE SE INFORMARON POR EL FACEBOOK.. GRACIAS
... See MoreSee Less

PRÓXIMO  RETIRO DE LA RED MUNDIAL DE ORACION DEL PAPA

PRIMERA REFLEXIÓN: LA HOSPITALIDAD

En todos los ámbitos de la vida humana
ENCARNACIÓN

    10:00 a.m. RECESO – COMPARTIR 
********
SEGUNDA REFLEXIÓN
  10:30 a.m. EL RESCATE DEL OTRO: 
Base de la Hospitalidad
   NACIMIENTO
           ********
LO MÁS IMPORTANTE EN LA VIDA
NO ES LO QUE TENEMOS SINO A QUIEN TENEMOS

12:00 m. CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA

P. Álvaro Lacasta s.j.

        SÁBADO 30 DE NOVIEMBRE DE 2019
HORA: - 8:30 a 12:00 m.
Estricta puntualidad.

LUGAR: Residencia de Jesuitas, Esq. de Pajaritos. Iglesia de San Francisco.

INVITACIÓN: A todos los Socios de la Red Mundial de Oración del Papa - Apostolado de la Oración, y a las personas interesadas en el retiro.

Colaboración: Para el mantenimiento del salón donde se da el Retiro. Traer cuaderno y bolígrafo.

Inscripciones: En la Oficina del Apostolado de La Oración 
(Res. de Jesuitas) De Lunes a Viernes: 9:00 a 11:30 a.m.

Favor inscribirse los que estén seguros que asistirán al Retiro.
CUPO   LIMITADO

FAVOR INFORMAR LOS QUE SE INSCRIBAN  QUE SE INFORMARON POR EL FACEBOOK.. GRACIAS